0

Por Lucía Rodríguez
@luciarodriguezc

Recién pasamos la mitad del año y es un excelente momento para evaluar cómo van los objetivos que nos planteamos al inicio del 2020.  Es además un momento clave para hacerlo, porque hace seis meses nunca nos hubiéramos podido imaginar que estaríamos inmersos en esta realidad que nos ha planteado el covid19.

Lo cierto es que la vida sigue, nosotros también y es clave reinventarnos. Personalmente, este ejercicio de plantearme objetivos y revisarlos periódicamente me parece trascendental.  ¿Cómo sé hacia dónde voy si no me trazo una ruta?  Lo mismo sucede con los emprendimientos y  las empresas de todo tamaño. ¿Cómo mide una empresa su éxito si no tiene planteados sus objetivos? 

He leído por ahí que hay personas que no se plantean objetivos porque los consideran limitantes o frustrantes, pues no logran cumplirlos. Los objetivos que nos planteamos son nuestros y no están escritos en piedra, podemos hacer que sean amplificadores y realistas para que nos den motivos para celebrar cada vez que los alcanzamos. Desde ese enfoque, los objetivos nos hacen vivir y trabajar de forma intencional

Entonces, partiendo de que los objetivos son importantes y de que en este momento estamos en una situación donde posiblemente cualquier cosa que planteamos a inicio de año perdió relevancia por la coyuntura actual, les propongo que tomemos este semestre como un borrón y cuenta nueva y trabajemos en los objetivos para la segunda parte del año. Para hacerlo más sencillo, lo vamos a dividir en pasos:

Paso 1 ¿Dónde estoy ahora?

Cuál es el contexto, la realidad que me han dejado estos primeros seis meses: ¿Qué aprendí, qué perdí, qué gané? Analizar el contexto nos permite setear objetivos realistas.

Paso 2 ¿Dónde quiero estar y cómo me quiero sentir al final del 2020?

Plantear objetivos tiene esta dosis de futuro que los hace siempre esperanzadores. Antes de pensar en objetivos específicos, es importante pensar en lo macro y a partir de ahí definir los objetivos que me van a ayudar a lograr lo que visualizo.

Paso 3 El que mucho abarca, poco aprieta

Es súper importante el enfoque, elegir pocos objetivos con mucho impacto para nuestro negocio o bien nuestra vida.  La clave aquí es elegir lo más importante para que resulten objetivos alcanzables.

Paso 4 Planificar, siempre planificar

Ahora sabemos lo que queremos lograr y sabemos también que la realidad continúa siendo incierta por el covid19.  Hagamos un plan realista de acciones para alcanzar cada objetivo. Cuáles son esos pasos que hay que dar para que el objetivo sea una realidad. Y muy importante, como voy a cuantificar el éxito, para eso es clave plantear objetivos medibles.

Paso 5 ¡Manos a la obra!

Nos quedan poco menos de seis meses para alcanzar aquello que nos propusimos.  Planteamos objetivos específicos, medibles, alcanzables y realistas.  Tenemos un plan de acciones para lograrlos.  Ahora solo nos queda ponernos a trabajar y sacar el máximo provecho a estos meses.

Recuerden que los objetivos no están escritos en piedra, los podemos revisar y ajustar periódicamente de acuerdo con la realidad que nos presenta el entorno.  Y muy importante, nunca menosprecien el poder de las pequeñas acciones, que de la suma de muchas se alcanzan objetivos enormes.

———–
Lucía es publicista, le gusta enseñar, y cree que no se puede ir por la vida sin objetivos. Le apasionan los libros y los road trips. Comer, cocinar y conocer lugares nuevos son algunas de sus actividades favoritas.


 

 

Leave a Reply