0

Por Arturo Pardo
@arturopardovargas

Entre todos los elementos en común que tienen Karla Gutiérrez y Pía López eligieron dos para armar su propio emprendimiento que, a su vez, ayuda a más emprendimientos.

Ambas son profesionales en mercadeo, comunicación y diseño, pero además son apasionadas de la salud y el bienestar. La mezcla entre esas dos coincidencias se convirtió en el espíritu de su invención llamada “Las Wellpreneurs, una plataforma online y offline de talento en marketing digital.

El nombre que mezcla el inglés con el español, también combina diferentes herramientas útiles especialmente para emprendedores en el sector de bienestar.

En su sitio web su auto presentación reza así: “Tus personal trainers que te motivan, guían y conectan para que tu negocio de wellness crezca”.

Han empleado recursos como cursos, seminarios (más recientemente en línea) y un toolkit personalizado en función de profesionales dedicados a diferentes áreas del bienestar, como coaching, retiros, centros para clases y otras.

A finales de junio organizaron el “EmprendeWell” un evento cuya realización se ajustó a la cuarentena, con charlas virtuales enfocadas en cómo innovar, compartir historias de emprendimientos exitosos en este nicho y, principalmente, darle a la salud el espacio que se merece en el contexto de pandemia/cuarentena.

En esta área, una gran parte de sus clientes tiene la necesidad de conectar presencialmente con otras personas, pero ellas, como parte de su estrategia de asesoría, les han ayudado a hacer la conversión a la digitalización indispensable para el momento.

“Para estar en esta industria hay que tener la pasión por cambiarle la vida a la gente; no se trata de que sea un booming industry ni que sea un canal para hacer plata”, dice Karla.

Pía agrega: “Si estás en la industria del bienestar es porque querés impactar a la gente. Entre más personas haya, más grande es el impacto de cambio colectivo, pero cada quien tiene que entender qué lo va a diferenciar de la competencia”.

Dentro de ese mercado, se han dado cuenta de que el 80% de las personas que las contactan apenas están por empezar a emprender. Su solución para este nicho entonces es brindar herramientas para llevar a sus marcas a un estado saludable en el que puedan presentárselas al mundo.

Del evento que crearon a finales del mes pasado, Las Wellpreneurs comparten varios de los aprendizajes más relevantes* que ofrecieron el grupo de charlistas que compartió con más emprendedores:

  • La abundancia ya existe dentro de uno y cada quien tiene todo lo necesario para volar (es decir, lo que falta es creérsela).
  • Estar en el mundo de wellness debe ser con la intención de ayudar. Tener esto presente ayudará a que, cada quien, mantenga fuertes sus  principios.
  • No hace falta empezar con algo gigantesco. Cada quien puede empezar con simpleza, con lo que ya se tiene.
  • El mejor contenido que se puede hacer es el que sea honesto y transparente.
  • La mejor táctica debe ser enfocarse en una experiencia del cliente que brinde lo mejor para la audiencia. En este momento, ese reto implica trasladar la experiencia offline a online, sin por ello dejar de humanizarla.
  • Ante los cambios, es necesario cambiar de mentalidad y accionar rápido. Cada quien es capaz de replantear su modelo e identificar que no necesariamente se tiene un único talento.

Las Wellpreneurs antes, como emprendimiento, se llamaban Néctar. Cuando dejaron de sentir auténtico su contenido, la marca dio un giro. “Cuando nació el nuevo concepto nacimos nosotras, como con nuestra personalidad”, dice Pía. Su propia existencia y conversión como marca es una forma de predicar con el ejemplo y, desde su óptica, estas enseñanzas son aplicables a cualquier otra industria.

*En el evento EmprendeWell participaron como charlistas Carolina Trigueros, Sergio Leiva, Mari OM, Roberto López y Desireé de Jesús.


Leave a Reply