Sobre La Gatería
@lagateria.cr
Por Arturo Pardo

La frase “buscarle tres patas al gato” cobra otro sentido cuando se aprende que el gato es un animal cuyo comportamiento tiene una complejidad especial.

Al ser una especie que no está 100% domesticada, el desarrollo de su conducta es tan variable que se pueden encontrar especímenes mimados, que gozan de la compañía humana, así como otros más esquivos, que no tienen ni el menor interés de ser acariciados por alguien.

En Costa Rica apenas hay un par de opciones profesionales dedicadas a la especialización en su comportamiento, llamada etología animal. La Gatería es una dupla conformada por Isabel Castro y Lindsay Villalobos y nació hace poco más de a un año y medio. 

Su dedicación implica analizar a pacientes gatunos que están con algún padecimiento conductual específico. Entre sus casos pueden hallar desde casos de hiperactividad o de aislamiento, entre otros. Y cuando atienden a sus pacientes, aplican medicina preventiva, educan al propietario y trabajan con medicina alternativa.

 A raíz de esta edición dedicada a las mascotas y, ante una especialidad tan específica, conversamos con Lindsay sobre lo que hacen en La Gatería, así como sobre particularidades gatunas. Este es un extracto de la entrevista.

¿Cómo se desarrolla una carrera de psicología en animales?

Se llama etología animal. En el área de los felinos se da a partir de un posgrado felino. Se ofrece como un curso especializado para veterinarios que quieran desarrollarse en el área de etología. 

La especialización a nivel veterinario es un poco compleja, en el área veterinaria es más un enfoque. Hemos realizado cursos de especialización y ahora un posgrado en Medicina felina. 

¿Qué peculiaridad psicológica tienen los felinos que los diferencie de otros animales?

El gato es un animal que, a nivel de comportamiento no es 100% domesticado, por lo que, con ellos, hay un rango de 180° de posibilidades de personalidades o actitudes. Eso se va a basar en su proceso de socialización y previas experiencias con otros animales.

En ese rango de comportamiento, está desde el gato que podés disfrazar y llevar con correo hasta el gato feral que nunca va a poder tocarse, que sigue teniendo arraigos instintivos de un animal salvaje.

Si comparás el comportamiento de un gato doméstico, por más sociable que sea, va a tener muchas particularidades similares a los grandes felinos. Esto es diferente en los perros, que han perdido el arraigo de su antecesor, el lobo. El gato sigue manteniendo esos rasgos. Por eso es necesario el comportamiento felino; para entenderlos hay un largo proceso.

¿Cuáles herramientas utilizás para atender a tus pacientes? 

Las herramientas que se usan incluyen el concepto “cat friendly”, que es un proceso empático hacia el gato, considerando sus requerimientos y el entendimiento biológico, de cómo piensa el gato y cómo sufre el estrés, por sus conductas silvestres arraigadas.

Realizamos visitas a domicilio porque los gatos suelen estresarse muchísimo en el viaje al veterinario, suelen enfrentarse a retos al ir al veterinario, desde subirse a un carro o un elevador por primera vez, o sensibilidades con el éstimulo auditivo, visual, lo cual puede ser muy estresante. En una clínica se enfrentan a sonidos de perro, a que el veterinario el veterinario huela a perro y que existan feromonas de miedo en el ambiente. 

Nosotras debemos tener ropa limpia para que no haya feromonas distractoras (olor a oros gatos). Usamos siempre feromonas felinas que se venden de forma sintética. Utilizamos música cat friendly, playlists específicas para gatos, para que se apacigüen, así como usan mats antideslizantes, entre otros. Muchas veces a los gatos les gusta estar atendidos en forma de una cueva, que se hace con una cobija (con feromonas) También usamos para el juego la yerba catnip, que los pone alerta y les permite incentivar la satisfacción del juego.

Procuramos tener el trato más adecuado para un gato; por ejemplo, es atendido por detrás para que no se sienta amenazado por el frente, y además adaptamos la voz a los gatos, hablándoles más suave.

¿Qué papel cumplen los propietarios de los gatos en su comportamiento? 

El papel que cumplen los propietarios con su comportamiento es fundamental. Es un papel casi estelar. Los gatos van a tener un comportamiento equilibrado si viven en la naturaleza. Al estar en el exterior pueden desarrollarse como individuos, pero también para los gatos que sean de interiores, los propietarios tienen un papel fundamental, en sus equilibrios.

Si un propietario no entiende la biología del gato y cómo se comporta un gato, muchas veces el gato va a desarrollar lo que la persona va a llamar un problema de comportamiento y quizás no es, tal vez el gato está indicando que no quiere jugar, que no le gusta que lo invadás de la misma forma y que claramente no es un perro. 

Muchas veces los propietarios de los gatos pecan de ignorantes. Esto es algo que no se sabe tanto. La educación de los propietarios es algo que está desatendida a nivel nacional y es fundamental para que la gente entienda cómo se manipula un gato y que este no sufra.

—————

Arturo Pardo tiene un cartón de politólogo pero ha trabajado como si fuera comunicador, músico y actor en algunos proyectos nacionales para cine y teatro. Es ex asmático y habilidoso jugando damas chinas. Edita el boletín Good Feed.

 

Leave a Reply