0

Por Daniela Silva
Nutricionista holística

¿Sos de las personas que le huye a bañarse en agua fría? ¡Vale la pena considerarlo por el impacto tan positivo que tiene en la salud!

 

Más allá de la dieta y el ejercicio, el método Wim Hof, ha probado con ciencia que bañarse con agua fría y respirar puede alcalinizar el cuerpo, desinflamar, producir energía, subir las defensas y mejorar la salud mental.

 

El método consta de 3 pilares:

 

  1. La respiración. Se basa en ejercicios fuertes de respiración con repeticiones y ciclos para alcanzar niveles altos de oxígeno en el cuerpo que alcalinizan, energizan y bajar los niveles de estrés.

 

  1. Terapia en frío. Consiste en consumir el cuerpo en un baño de hielo como una técnica antiinflamatoria muy poderosa. Para una práctica más accesible el método recomienda ducharse con agua fría (3°C) todos los días por 15-30 segundos. ¿Te animás a probarlo?

 

  1. Compromiso. Este pilar hace énfasis en el poder de la mente para alcanzar lo que nos proponemos. Sugiere que cada quién debe tener sus intenciones claras con respecto a qué quieren lograr con su cuerpo para que con determinación y la práctica diaria de estos pilares se logren los beneficios que el método ofrece. 

Leave a Reply