0

Por Arturo Pardo

Cuando pensamos en un estilo sano de vida no podemos enfocarnos únicamente en nosotrxs como individuos.

Es decir, es cierto que por ahí hay que empezar: cada quien es responsable de sus hábitos alimentarios, de las actividades a las que dedica su tiempo y de su noción de salud.

Sin embargo, hay un ámbito mucho más amplio en el que hay que considerar el peso inevitable de decisiones políticas, ambientales, económicas y hasta infraestructurales de las cuales, no solemos ser parte.

Si ustedes pudieran generar cambios a niveles sociales, ya sea del edificio donde viven, su barrio, o tal vez hasta su cantón, ¿cuáles medidas les permitirían a usted y a sus vecinos tener un estilo de vida saludable?

La misma consulta se la hicimos recientemente a varias personas que están postulándose para el puesto de alcalde de la ciudad de San José.

¿Por qué lo hicimos? Muy simple:

 

  1.     Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina. *Ya casi es 2 febrero*
  2.     Nos interesa mucho saber la opinión sobre este tema de personas interesadas en ocupar un alto puesto con incidencia política.

 

El ejercicio lo hicimos con candidatos por el cantón central de San José, y elegimos este cantón porque es donde se ubican las oficinas de Good Food (en Sabana Sur) y por la demografía de la gran parte de quienes prefieren nuestros servicios.

Además, nos saltó la vista cuando supimos que, a nivel nacional, en las elecciones del 2016 la cifra de abstención fue del 64.6% del padrón electoral y, en la provincia de San José, esta cifra fue más alta, con un abstencionismo del 69.7%, según datos del Tribunal Supremo de Elecciones.

Se sabe que, para el cantón central, hay 170.000 personas empadronadas que no han participado en una sola elección municipal (son cinco las que ha habido hasta el momento) y, a modo de ¢urio$idad, este gobierno local cuenta con un presupuesto de 76.848.000.000

Para estas elecciones del 2 de febrero, son 15 las personas postulantes para hacerse cargo de la municipalidad por los próximos cuatro años.

De ellxs, a algunos no pudimos ubicarlos ni por redes sociales (¿será posible que ni tengan?) y otrxs no pudieron asistir a la convocatoria. Sin embargo, pudimos hablar con cinco de de las personas que estarán en la papeleta y les realizamos las mismas preguntas, en iguales condiciones.

Nos interesaba conocer su opinión sobre qué hace a una ciudad saludable.

Primero, porque no es uno de los temas recurrentes en debates y entrevistas políticas, pero además porque creemos en la relevancia que debe tener a nivel de programas políticos y en procesos de toma de decisión.

En las entrevistas y en las conversaciones posteriores, hubo conceptos que se repitieron: “corrupción”, “municipalidad obsoleta”, “trabas” e “ineficiencia”, entre otros. Definitivamente hay insatisfacción sobre lo que se ha venido haciendo a nivel cantonal. Sabemos que, probablemente, en su comunidad también haya algunos temas que usted crea que pueden encontrar nuevas soluciones a las que se han estado poniendo a prueba en administraciones municipales anteriores.

¿Es la inversión en salud uno de esos temas

¿Cuándo nos lo vamos a empezar a preguntar?

 

Podés ver las respuestas en nuestro IGVT haciendo click aquí.

Leave a Reply