Por Good Food

Una canción puede significar un punto de fuga, una solución catártica, un registro histórico, un espejo a los sentimientos, la respuesta a una ráfaga de inspiración…

Una canción puede ser tanto a la vez para, al final, presentarse como una síntesis donde se agrupa lo más importante y se presenta en  3 o 4 minutos que quedarán grabados para la eternidad. 3 o 4 minutos que para alguien serán memorables, inolvidables.

Una canción puede ser causa y consecuencia. Causa para quien la escribió, pero también para quien la escucha. A partir de una canción, ya sea de su melodía o de su letra, puede provocarse más, puede motivar un cambio, marcando un punto y aparte.

A su vez, cuando una canción es escrita también es consecuencia de algo más, ojalá de un acontecimiento relevante, mientras que su efecto en alguien también puede generar una consecuencia. En las canciones podemos vernos retratadxs, puede dolernos el corazón o despertarnos una sonrisa interna.

Lo más hermoso de las canciones es que lo que consiguen en el oyente es único e irrepetible. Cada canción es especial porque conecta por la historia de cada sujeto que la percibe. Inclusive, la melodía es capaz de resonar más en alguien por sus gustos musicales.

En esta edición del Good Feed, centrada en canciones, encontramos esas historias detrás del efecto de diferentes canciones en quien las escuchó, las adoró y que ahora son parte de su propia historia no solo auditiva, sino de vida.

Las pinturas que le dan color a esta edición son obra de MonoMate. Nos complace contar con su trabajo, caracterizado por personajes que el ojo reconocerá con facilidad, como la esfinge y el unicornio. Su obra, donde sobresalen los colores saturados, fácilmente se convierte también en canción, cada pintura cuenta una historia propia y, a la vez, retrata a su autor.

Edición #42

Huellas de una canciónPor Ana Isabel Vargas Dengo

Extrañando caras – Por Roig Brenes

Prendas viejas y el soundtrack de la vida – Por Sasha Campbell

La primera vez que escuché Pink Floyd, me dolió la cabeza – Por Patiño

The Lost Art of Keeping a Secret – Por Sasha Zuwolinksy

Back in the High Life – Por Mau y Gato

Leave a Reply