Por Iside Sarmiento
@ichisanmartin

Cinco ingredientes y diez días para hornear deseos desde tu espacio inmediato.

La ciencia de la epigenética demostró que los genes reaccionan y se modifican según el medio que les rodea. La medicina India de la Ayurveda, reconoce la existencia de setenta y dos mil puntos por los que fluye la energía en el cuerpo humano. Cuando estas “carreteras” se bloquean, nuestro cuerpo físico pierde movilidad, la mente se sobrecarga y amamos con menos entrega. La acupuntura, el yoga, la respiración y los pensamientos bien encaminados ayudan a desbloquearlos.

La casa es una extensión nuestra: nos influye y la influimos. En palabras del ultramoderno maestro de metafísica china Joey Yap: “Si no podés cambiarte, cambiá tu entorno”.

Entonces, ahora que pasamos más tiempo en casa, ¿qué tal también consentirla? Sería como consentirnos también nosotrxs. Podemos hacerle acupuntura con un adorno en algún lugar específico, masajearla con una buena limpieza, ajustar la vibra con frecuencias de mantras, ayudarla a respirar mejor con aromas, agregarle belleza y ¡zaz! Así despejás la “carretera energética” que pasa por tu casa y la frecuencia del espacio reinicia su flujo en un santiamén.

Thomas Lin Yun, quien trajo a Occidente una forma muy fácil y práctica de hacer Feng Shui, dentro de su kit de enseñanzas compartió una receta perfecta para movilizar rápidamente el flow de cualquier espacio. Dice que con solo agregar iluminación, sonido, superficies que reflejen, movimiento, color y seres vivos como a las mascotas sucede una especie de Feng Shui express, tántrico y efectivo para modificar la energía de ambientes y personas.

Así que, sin seguir ningún sistema específico (y como la intuición es la mejor y más importante de todas las escuelas), comparto aquí una receta muy propia para “reajustar” el flow de un espacio. Armé la lista con un poquito de intuición, algunos años de aprender sobre folclor y metafísica China y una natural pasión por investigar sistemas para el balance de espacios y personas.

He comprobado que, al hacer conscientemente todas o aunque sea alguna de las siguientes acciones la energía de la casa, cuarto u oficina cambia, se refresca y nos transforma. En el proceso pueden explotar vasos o vidrios; es normal… De una u otra forma estarás liberando patrones antiguos y abriendo espacio para que llegue lo nuevo.

Dinámica autoguiada para consentir tu casa, y a vos 

Podés hacer un paso cada dos o tres días, o cada semana, como lo sintás. Recomiendo ir en orden, pero igual podés seguir tu propia intuición. 😉

Paso 1: Limpiá tu puerta principal

Así como la boca es la entrada de la comida que alimenta todo nuestro cuerpo, la puerta principal es, según la sabiduría china, la entrada del chi energía vital a nuestra casa.

Después de limpiarla muy bien, podés agregarle aromas de cedro o naranja. Además, aceitarles las bisagras para que no rechinen y, si está rota, arreglarla. Es importante que no choque con ningún mueble y que abra completamente hacia un espacio iluminado y despejado para que chi entre suavemente al espacio. Limpiar la puerta es un ritual indispensable de año nuevo chino, porque cada febrero las deidades de la casa regresan después de haber subido a rendir cuentas de cómo nos portamos. Si ven la puerta sucia o en mal estado, no entran.

Paso 2: Ordená una o dos gavetas de la cocina

Según la mitología china, en la cocina es donde habita Zao, el Dios del Hogar. Es el centro energético de cualquier espacio; allí se repara la salud y se gesta la unidad familiar y, en general, nuestras relaciones.

Te sorprenderá la cantidad de cosas que no te sirven y/o están vencidas. Es súper aconsejable desechar o reparar lo que no sirve. Regalar lo que está en buen estado, pero no usamos, nos ayuda a hacer espacio para que la energía positiva circule y se renueve. Además de que así bendecimos a otros, lo cual genera que se nos regresen las bendiciones también.

Paso 3: Establecé un área para la conexión espiritual 

El ser humano es un ser espiritual. Es aconsejable tener un espacio Yin en la casa, para la relajación donde podamos recordar que podemos conectarnos a lo más alto.

Recomiendo crear un altar a las deidades de tu preferencia y un sitio para meditar. Si ya lo tenés, hacele una buena limpieza. Cada uno tiene sus creencias y/o su religión. Eso está bien. Tengo un amigo que en su altar hizo un collage de fotos de sus maestros. Destacaba Yoda, Bob Marley, Krishna, Jesús y Einstein, solo por nombrar algunos. 

En mi altarcito tengo plantas, cristales, agua y unas campanitas que toco en cualquier momento. Cada vez que puedo, enciendo velas e incienso y los intenciono. Es importante dedicarle un rezo a nuestros antepasados, pues según el folclor chino, la suerte de la familia corre por tres generaciones.

Un muy buen lugar para ubicar tu altar es la coordenada noroeste, que es el área del Patriarca el gran Patriarca, los benefactores, los amigos provechosos y las personas que te ayudan.

Paso 4: Consentí tus plantas

Hace unos años, alquilaba un estudio dentro de una finca muy grande que me encantaba. Por eso, cuando el dueño me dijo que estaba en problemas económicos y podía perderla, me dio mucha tristeza. Le propuse que hiciéramos una inspección por la propiedad, pues no la conocía toda.

¡Cuál fue mi sorpresa, al encontrar un jardín de cactus en el sureste, el sector de la prosperidad según el Feng Shui del Bagua, con orientaciones cardinales! Nos pusimos manos a la obra. Cambiamos los cactus por otras plantas y diseñamos de nuevo el jardín. Y sí… aunque suene increíble, casi de inmediato el señor empezó a recuperarse económicamente y al final no perdió el terreno. Viví allí cuatro años más.

Las plantas son fuente de energía vital. Sin embargo debemos mantenerlas en buen estado y escoger las adecuadas. En este paso vamos a inspeccionar las plantas de nuestra casa:

  • Asegurémonos de que están bonitas; que les ha gustado el lugar donde están. Si se ven tristes lo ideal es moverlas. Ellas mismas indican que ocupan un cambio de lugar.
  • Removamos basura, hojas secas y suciedad en las macetas.
  • Los mejores lugares para tener plantas son el este y el sureste de la casa, pues vibran con el elemento madera. También el sur.
  • Las ideales son las plantas redondeadas y sin espinas, que se puedan tocar, abundantes en verde, aromáticas o de flores sembradas.

Y ahora el último paso de esta dinámica: Activar el suroeste

Ya para este paso deberíamos de tener limpia la puerta, y ojalá la casa. Las gavetas de la cocina deberían estar ordenadas. El altar. Las plantas bonitas. Es decir, la energía de la casa está más estable y protegida.

¡Y entonces es momento de hacer una activación con la escuela clásica del Feng Shui! ¿Qué vamos a hacer? Localizar el sector suroeste de la casa o de tu cuarto con una brújula, y asegurarte de que esté ordenado y limpio.

La escuela clásica dice que cada año rotan nueve tipos distintos de energías visitantes. De algunas hay que cuidarse, pero de otras (como de la llamada “estrella sexy”), más bien hay que amistarse.

El suroeste es el área relacionada con la mujer mayor de la casa, la matriarca y durante el año 2020 y hasta febrero del 2021, es visitada por la “estrella sexy”. Activarla o simplemente pasar tiempo en el lugar, atrae la posibilidad de mejores relaciones, amor, literatura, aprendizaje y educación. Es como conectar el celular a un lugar con buena señal. Se puede activar con plantas, con una fuentecita de agua, orquídeas, símbolos relacionados al amor como una flor de loto, patitos mandarines, una imagen de una pareja feliz, un corazón, un par de candelitas o simplemente pasando más tiempo en el sector, amando.

Si lo de activar el amor no es lo tuyo en este momento y debido a que la “estrella madera 4” su nombre científico está también relacionada con el aprendizaje, es un excelente lugar para emplazar tu oficina, área de estudio o de trabajo.

Además, con la Escuela del Bagua con orientaciones cardinales (la que enseña la Maestra Lillian Too) cuando se activa la coordenada suroeste, se activa el Feng Shui de las buenas relaciones, vital en estos tiempos para pasar más tiempo en casa, más amorosamente.



Iside es periodista, empresaria y experta en aromaterapia y Feng Shui. Podés seguirla en su página www.isidesarmiento.com


Leave a Reply