0

Por Natalia Villalobos
Nutricionista

Las zonas azules son lugares alrededor del mundo en donde las personas viven mucho más y mejor;
en estos lugares llegar a los 90 o incluso 100 años es común, pero más allá de la longevidad, son personas que viven saludables e independientes, sin medicamentos ni discapacidad.

Hay 5 zonas azules en todo el mundo, y Nicoya es una de esas. Sí, leyó bien, acá en nuestro propio país habitan algunas de las personas más longevas y saludables del mundo, pero, ¿y por qué pareciera que el resto estamos tan lejos de esta longevidad saludable?

Los secretos para vivir más y mejor parecen ser muy sencillos, pero la verdad es que con el estilo de vida actual que llevamos en la GAM esta meta se vuelve cada vez más difícil de alcanzar, y nos están ganando las enfermedades crónicas no transmisibles y las muertes prematuras.

¿Qué hace de Nicoya una zona azul?, ¿qué podríamos mejorar de nuestro estilo de vida para vivir mejor?

  • Qué comen, cuánto comen y cuándo comen importa. Los centenarios afirman que llevan una alimentación natural, basada en productos locales. El maíz, los frijoles, las verduras harinosas, los vegetales frescos y las frutas tropicales son los principales componentes de sus platillos diarios. Acá el consumo de productos ultraprocesados y empacados es prácticamente nulo. Otro común denominador es que la última comida del día suele ser la más pequeña de todas y la hacen tras esconderse el sol.
  • Se exponen al sol: Los nicoyanos pasan parte de su tiempo al aire libre, lo que ayuda a sus cuerpos a producir vitamina D para tener huesos fuertes y una función metabólica sana. La deficiencia de vitamina D se asocia con una serie de problemas, como la osteoporosis y las enfermedades cardíacas, pero una exposición solar regular “inteligente” (aproximadamente 15 minutos en las piernas y los brazos) puede ayudar a complementar su dieta saludable.
  • Trabajo físico duro: Son personas que toda su vida se dedicaron a realizar trabajo físico, y en general, encuentran alegría en las tareas físicas cotidianas como caminar, andar en bicicleta, participar de la agricultura, cuidar animales, cocinar, y dedicarle tiempo a los quehaceres del hogar…
  • Descanso y manejo del estrés: duermen 8 horas diarias en promedio, se acuestan cuando cae la noche y amanecen con la luz del sol.

Por último, pero no menos importante, los centenarios tienen un fuerte sentido de propósito, se sienten necesarios y quieren contribuir a un bien mayor, a esto le denominaron “plan de vida”. Ese plan de vida no excluye dedicar esfuerzos para mantener fuertes lazos familiares y de comunidad, y entre sus pasatiempos está la relación con sus seres queridos y vecinos.

Natalia Villalobos es nutricionista y una de lxs profesionales que nos apoyan a lo largo del proceso con nuestrxs clientes. Nati es la responsable de garantizar el balance y valor nutricional de todo lo que enviamos y lidera el proceso de capacitación y formación para nuestra cocina.

Leave a Reply