0

Texto por Sergio Leiva
Arte de Fabián Monge

Edición 13. Publicada un lunes 13. Fecha que por alguna razón relaciono con mi abuelo paterno. No estoy muy seguro por qué, pero debe importante el dato. Al menos para mí (y mi psicóloga).

Siendo el trece ese número tan cargado de miedos y malos augurios, y tratando de encontrar un hilo conductor entre los contenidos de esta semana, no podía sacarme de la cabeza al arcano xiii del Tarot.
Sí, exacto.
Leyó bien.
Este texto va a empezar hablando del Tarot.

El arcano xiii, cuyo esqueleto que siempre avanza es mal nombrado por algunxs “la muerte” (aunque en realidad es una carta sin nombre),  es un conjunto de símbolos que de una u otra manera nos hablan de una transformación profunda.

Como bien explica el mismísimo Jodorowski, la energía de esta carta y su posición en el corazón del Tarot “nos lleva a verlo como un trabajo de limpieza: Una revolución necesaria para la renovación y la ascensión que le sigue, grado a grado, hasta llegar a la realización total de El Mundo” (el último de los arcanos mayores del Tarot).

Escribo estas palabras y trato de entenderlas como respuesta a por qué se me vino a la mente una carta tan rara para esta edición y, al escucharlas en mi cabeza, me pareciera que el mismo Jung me estuviera tirando las cartas para explicarme por qué está pasando todo lo que está pasando.

La muerte del mundo en el que estuvimos viviendo hasta hace unas semanas, no es en este momento más que un recuerdo y la base del nuevo mundo en el que estamos y al cual volveremos a salir.
Este nuevo mundo implica nuevas oportunidades para todxs. Oportunidades para preguntarnos si lo que hicimos en el viejo mundo era realmente lo que nos apasionaba y si lo queremos seguir haciendo.
Este nuevo mundo es uno que nos da otra oportunidad para replantearnos todo. Y eso, aunque duela y nos traiga frustraciones enormes, puede ser algo muy emocionante.

Hace un mes publicamos una edición dedicada al viernes 13 con su energía de malos augurios y miedos insospechados.
Eso fue un viernes, terminando la semana.
Hoy es lunes.
Y los lunes se tratan de nuevos comienzos y transformaciones profundas.

En esta edición aprovechamos esa energía de novedad y renacimiento al reunir a talento nacional del cual no podemos estar más orgullosxs de incluir en nuestro Good Feed:

Pablo Cambronero, Juliette Fonseca, Arturo Pardo, Stella Peralta (con un playlist de lujo), Freddy Hernández y, por primera vez, la participación de Cristian Cambronero con un poema acompañado por la obra casi tarotesca de Fabián Monge.

Escribir estos nombres me llena de orgullo y me invita a pensar que esta edición viene impulsada por esa transformación que esperamos todxs: La de un mundo nuevo en el que colaboramos y hacemos todxs nuestra parte para crear un cadáver exquisito que, al igual que el mal comprendido arcano, siempre avanza y nos impulsar a sanar, renovar y simplemente vivir mejor.

——–

 

Leave a Reply