Resulta difícil eludir la existencia de una celebración el 14 de febrero.

Es decir, no hace falta tener la intención de celebrar para darse cuenta de que hay algo pasando ese día. Ya sea por los stories de Instagram con aromas románticos o por las promociones de chocolates en cajas de corazón, hay recordatorios al final de los pasillos del supermercado, en la pauta de nuestras redes sociales o en alguna conversación donde alguien pregunta: “¿Qué va a hacer en San Valentín?

Relacionar el festejo con el amor de pareja es lo más sencillo. Pero, ¿acaso uno se enamora únicamente de alguien más? Con una variopinta selección de textos, esta edición es un recordatorio de todo lo demás de lo que nos enamoramos. Si los tiempos son aciagos, queremos que funcione como un abre ojos que nos recuerda que la vida tiene mucho para enamorarse. Si los tiempos de por sí son lindísimos, pues es una colección de aperitivos para seguir disfrutando de tanto.

Love is in the air es una frase que aplica para ese sentido de felicidad que nos roza la cabellera aunque no haya viento. El despertar del corazón puede darse desde la experiencia de deleitarse con un platillo en un lugar soñado, llegar de vuelta a la casa a abrazar a la mascota, recuperar la esperanza después de pérdidas, encontrarse a unx mismx, o trasladarse al mar. La pregunta que detonó estas colaboraciones fue ¿De qué se enamoraron? Y, por consecuencia, los textos también responden maravillosamente el cómo y el porqué.

La hora de enamorarse llega oportunamente, sin aviso previo y, a veces, pues tal vez no llega, o más bien, aún no ha llegado y no por eso, hay que lamentarse. También es posible desenamorarse, pero, al menos hasta ahora, no hay ninguna celebración tan popular que conmemore dicha posibilidad.

Esperamos que se enamoren de esta edición, así como nos fuimos enamorando al recibir cada texto tan íntimo. A fin de cuentas, cada enamoramiento es único e irrepetible.


3 Comments

Leave a Reply to Good Food Cancel Reply