El hip hop que nunca imaginé

0
94

Por Chisco Rowe
@chisco_rowe

Jugaba a crear y copiar aquello que admiraba.

En un par de fotos de fiestas familiares de mi infancia aparezco bailando con mis primas. No recuerdo en qué momento di los primeros pasos pero me atrevo a decir que la necesidad de moverme ha estado presente en toda mi vida.

Recuerdo que mis juegos favoritos de la niñez incluían hacer obras de teatro o presentaciones imitando a mis artistas favoritos como Michael Jackson, Salserín, Usher o inclusive Backstreet Boys. Jugaba a crear, y copiar aquello que admiraba. En ese tiempo no imaginaba que, más adelante, todo eso se convertiría en mi actividad preferida, mi profesión y que marcaría mi estilo de vida.

Mi curiosidad por las artes se siguió desarrollando con el paso de los años. Estudié un poco de guitarra, aprendí a dibujar y pintar y, como la mayoria de los niños en esa edad, jugaba al fútbol todo el día. Sin embargo, en esa época, sentía que bailar estaba asociado a las mujeres;  pensar que un niño fuera capaz de hacerlo no estaba tan normalizado como ahora; de alguna forma sentía que ni siquiera era una posibilidad para mí.

Entré a la Universidad a estudiar en la escuela de artes visuales la carrera de Pintura, y seguía entrenando fútbol, pero algo dentro de mí se preguntaba ¿quiero ser pintor y futbolista? Algo no calzaba tan bien, pero me gustaba mucho la parte física que me daba el entrenamiento. Sin embargo, cuando la danza se presentó en mi vida, de nuevo pude complementar el gusto por la actividad física y el arte, pero entonces lo hice desde otro lugar.

Lo que más me gusta de la danza es lo que me hace sentir a nivel corporal, disfrutar el hecho de poder moverme de distintas maneras, explorar diferentes sensaciones y vivir el arte en movimiento. Por mis influencias afrodescendientes podría decir que lo que más me ha movido durante estos años ha sido el Hip Hop como cultura.

Tuve la oportunidad de entrar a una compañía donde di mis primeros pasos en las diferentes danzas pertenecientes a la cultura hip hop como popping, breaking, hip hop dance entre otros. Continué con mi formación en danza fuera del país, en México y Europa, lo cual ayudo a profesionalizar mi práctica.

Street styles es el término correcto para referirnos a las danzas de la cultura hip hop. Dependiendo del país, el acercamiento a esto muy diferente. Hay fundamentos de danza para cada estilo, pero cada país, por su contexto socio cultural, adopta la cultura y aporta una manera distinta de hacer hip hop. Esto, de todas formas, ocurre respetando sus raíces, pues tiene lugar desde la apreciación y no de la apropiación.

La importancia de este tipo de danzas va más del movimiento por el que se caracterizan. Tienen un importante componente histórico-cultural. Originalmente se forjaron en un contexto de riesgo y problemática social en Brooklyn, New York, donde las pandillas se estaban aniquilando entre sí. Por medio de la danza, todavía al día de hoy, logran trascender sus diferencias y resolverlas desde un lugar más pacifista, con batallas de danza. Por lo tanto, en una de sus características diferenciadoras, los street styles responden a un contexto social que no se puede dejar de lado

Ahora hablemos de los movimientos. El Bounce es uno de los fundamentos principales consiste en un rebote natural del cuerpo con las piernas, “hits o pop” consiste en buscar pausas con el cuerpo mediante la contracción y relación muscular. También hay movimientos rápidos, fluidos, cambios de energías, cualidades de movimiento, acrobacia y un estilo callejero fácil de reconocer.

A partir de los fundamentos, se realizan rutinas o coreografías (algo que está muy de moda), donde se explota la creatividad de cada profesor, estudiante o intérprete, nutriendo así su movimiento único de la cultura a la cual pertenecen los estilos.

Todos estos elementos permiten que cualquier persona que desee iniciar su formación en las danzas de la cultura hip hop entienda cada estilo y fundamentos para tener un vocabulario más extenso a lo que a street styles se refiere. Esto hace que las personas puedan incorporarse al mundo de la danza no solo desde tempranas edades, pues también una persona adulta puede aprender a hacer estos movimientos. 

Para cerrar, no puedo quedarme sin citar a Africa Bambata, creador de Zulu Nation para describir lo que, para mí resume de lo que se trata el hip hop: “Peace, unity, love and having fun”.


Bailarín y Diseñador Pictórico profesional.  Egresado de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.Inició su proceso de formación artística interdisciplinaria en Costa Rica ampliando su conocimiento en Mexico y Europa.   

Ha tenido la oportunidad de desarrollarse en proyectos de teatro, televisión y exposiciones en galerías de arte. 

Siendo parte de elencos teatrales de puestas en escena como Alicia en el País de las Maravillas y el Tributo a Michael Jackson con la Orquesta Filarmónica de Costa Rica, Chicago El Musical. Proyectos  televisivos como Dancing with the Stars y Tu Cara me Suena, asi mismo participó como juez internacional en el programa Estrellas del Baile de El Salvador y como bailarín en video musicales para artistas como Major Lazer y Anitta.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here